martes, 22 de febrero de 2011

Meditando


Meditando el maestro hace de su cuerpo un loto infinito que flota en el universo.

2 comentarios:

Vale dijo...

Especialmente me ha gustado esta carta...
Es una invitación a verse sin pensar en nada, eso es magia!

Daniel Saborío dijo...

Es llegar a todo reflejándose en la nada.