domingo, 22 de febrero de 2009

Las crónicas anacrónicas del niño zombie

En donde los caniches pastan descalzos (Ausencia)



Día frío de diciembre.


Amanece una vez más
busco en mi bipbip letras…
sólo encuentro ausencias.

Ausencia durmió conmigo…
¡Madrugada acompañada!
sino fue por ella (la olvidada) fue contigo
mi eterna enamorada.

¿A dónde van tus letras cuando
no invaden mis tiempos, mis papeles y
pantallas?

Desde poco antes de estar en este Jardín
me conformo con leerte en pretérito
en archivos viejos de segundos muy lejos,
de momentos pretéritos.

Estés donde estés, te seguiré (tan sólo) imaginando.

1 comentario:

°Etznab° dijo...

Es tan bueno leerte

sonrisas