jueves, 19 de noviembre de 2009

Reflejo

El desierto de agua me había hecho perder la cordura y no sabía si lo que veía era mi reflejo en las aguas del mar del tiempo.

Un monstruo flotaba en las aguas pasivas de un mar somnoliento. En sus tentáculos habían restos de marinos devorados y momificados con el bálsamo salino del viento.

Los esqueletos flotaban como bailando al ritmo de las olas en silencio.

Hace meses que mido las horas contando las lágrimas oxidadas en mi espada sin brillo. Hace meses que ya no distingo los sueños de la realidad. Si es que aún tengo cordura en lo que veo y creo con sinceridad.

Aquella aberración tenía un olor fétido y era del color de mis pesadillas.

Miedo, sentí miedo de averiguar que en realidad veía mi reflejo, que en realidad estaba frente a frente con el estado decadente que me habían dejado los años de naufragio en un mar indecente.

Me tocaba el rostro y las extremidades para saber si lo que veía correspondía a lo que sentía pero mis manos habían perdido el tacto, no reconocían lo que tocaba.

¿Aún hay vida dentro de mi cuerpo?
¿Cómo sé si no estoy muerto?

El barco siguió la dirección del viento y aquella extraña cosa se perdió en el horizonte. Nunca supe si lo que había visto era mi reflejo en las aguas del mar del tiempo.

10 comentarios:

Miss Malerige dijo...

era el desenfreno muerto a manos de la vejez...

M.M

Vale dijo...

Dicen que si continuas a algún lugar llegarás....

Algún día volverás al juego de las cartas?

Tu reflejo en el mar del tiempo es tan bueno como el mismo sueño...

anahiris dijo...

es el reflejo
que todos
quisieramos
poder ver...
muy bueno mi
querido hermano.

Besos.....

Daniel Saborío dijo...

Malerige: ¿Será?

Vale: Ahí estaré, hoy mismo, lo prometo.

Ana: No creo que quisiéramos ver ese reflejo.

Miss Malerige dijo...

es lo que parece, malvado...y definitivamente es algo que nadie quisiera ver...

horrible, darte cuenta un dia, que censuras al hijo de tu vecina por su alocada forma de vestir....jesuuuuuuuus!!!


M.M

Daniel Saborío dijo...

¿Qué tiene que ver el hijo de la vecina?

Miss Malerige dijo...

no tome literal mi comentario!!!!!


solo era un ejemplo de lo triste y perturbador que puede ser envejecer


M.M

Daniel Saborío dijo...

Ya entendí.

Gracias.

Yuhimino Hanamichi Tomoe. dijo...

Hola, soy denuevo yo con mis correcciones, que espero le sirvan de algo:
En el cuarto parrafo escribió en la frase "Si es que aún tengo cordura en lo veo y creo con sinceridad", me parece que le falto un "que" para que quedara "Si es que aún tengo cordura en lo que veo y creo con sinceridad".

El texto fue realmente bueno y solo espero que aquél no se convierta jamás en su reflejo.

Daniel Saborío dijo...

Hanamichi:


¡Graciaaaaaaaaaaaaaaaaaas!