viernes, 22 de enero de 2010

No importa

No importa que estés tan lejos, no importa que nos separe una mesa con botellas medio muertas y colillas encendidas. No importa que estés sumida en recuerdos donde yo no tengo gloria ni tormento.

Puedo tolerar que me engañes con tus feligreses anónimos o que pierdas la cordura pensando en la cintura de algún galán de alcurnia y magazine.

Puedo dejarte ir con aquel patán en mangas de camisa.


No importa que pases todo el día pensando en todo menos en este fulano que daría su corazón por el placer de verte sonreir cada mañana con el cabello revuelto y los ojos iluminados con devoción.

Puedo guardar silencio y no contradecir ni una sola de tus fechorías. Incluso, aceptar que me dejes el cuerpo deshabitado de besos y que tus labios sean la ofrenda para los menos indicados.

Puedo admitir que no soy yo el que te roba suspiros cuando juegas con tu almohada.


No importa que me tenga que conformar con el olor de tus cabellos o imaginar el sabor de tu brillo de labios. No importa que jamás pueda tocar tus manos ni acariciar tus pies.

Puedo resignarme a que no seas mía en esta vida ni en las demás.

Puedo aceptar ser un fantasma, pero por favor, nunca te cubras ese bendito escote que me dejó en este estúpido furor.

7 comentarios:

Cy dijo...

Jajajaja.

Ya ves que sí le habías movido a algo

Te amo hermoso





Y ese escrito para quién es? tus mujeres? tus cochinadas... Jajaja


Cy

Anselmo dijo...

Vaya! Para lo que estoy transitando en ste momento, este texto me llegó como no tienes idea. Gracias...

Daniel Saborío dijo...

Cindy:

Sí un poco. Pero yaaaaaaa...
Hemos vuelto a la telepatía
virtual concatenada.


Anselmo:

Hay veces que es cuestión de relajarse y dejarse llevar por la marea de un buen escote. Mostrar gratitud y fumar un cigarrillo.
Hay chicas escotes, chicas minifaldas, chicas vestidos... chicas poetas. Es menester encontrar a la indicada en el minuto indicado.

Un abrazo.
D.

Miss Malerige dijo...

jujuju....fantastico, benditas pasiones

AnaJ. dijo...

Tampoco me importa...!!

pero después de una vida algo me dice que me ha de importar.

¿es algo que se pueda evitar?

Saludos!

Ana

Daniel Saborío dijo...

Realmente no importa hasta que importa.

AnaJ. dijo...

Sabias palabras.

;)