viernes, 24 de julio de 2009

Upskirt



Cuando era pequeño y la clase se tornaba aburrida tiraba mi lápiz al suelo y al recogerlo aprovechaba para ver qué escondían las niñas bajo sus faldas y siempre me encontraba con respuestas muy gratas. Algunas se percataban de mis intenciones y no hacían nada. Les daba morbo ser observadas. Algunas otras abrían las
piernas de forma descarada.

Lástima que eran las más feas.

Ahora las veo por allí muy cambiadas y convertidas en damas profesionistas, de empleadas en algún supermercado o casadas con algún fulano que para variar iba en nuestro salón en la primaria.

Al verlas me dan ganas de volver a ver lo que esconden bajo sus faldas y volver a caer en el voyeur que tanto me entretenía en la infancia.

Bajo las faldas se esconde un mundo lleno de emociones, aventuras mundanas, encajes pertinentes, colores que incitan a la vista, secretos que las damas no comparten con todas las miradas.

Bajo las faldas hay fuego que no se extingue con nieve.

Roces de muslos, caricia de viento, miradas apasionadas y acceso sin cuota textil a las manos que saben sortear el camino de pierna bajo la falda.

La más timorata se vuelve una fierecilla si se enfunda una falda y sale a los callejones en tacones con la mirada pintada de gata.

No hay nada mejor que husmear bajo las faldas de una dama con bragas de niña.
Cuando era pequeño y estaba en el suelo bajo las piernas de una niña no sabía por qué me gustaba tanto ver lo que veía.

Los tiempos pretéritos siempre son los mejores.

5 comentarios:

Miss Malerige dijo...

uyyyy, las faldas....benditas faldas


recuerdo que desde niña he sido mala para usarlas.....me gana el exhibicionismo


Miss Malerige
[headache]

Ángel Pecador. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ángel Pecador. dijo...

Jaja esas faldas, ver las piernas desnudas bajo uan falda es un plaser,
pero poder portarlas es todo un arte.

Gracias a lucifer yo no aprendí a hacerlo.
Pero sí disfruto mirando.

Saludos Daniel.

Ángel Pecador. dijo...

Jaja PLA-CER dx

Por eso eliminé el anterior...
Sabe qué me traigo con las S/C
:3

Daniel Saborío dijo...

Ángel del pecado:

Ciertamente es todo un arte que no cualquiera tiene. Pero la magia de las faldas es hacer de cualquier par de piernas un epicentro de lujuria sin precedentes.

¿Habrán sido bendecidas por Luzbel?