miércoles, 2 de septiembre de 2009

Tengo una rutina vespertina para amarte (memorias de una dama)

Carta de un él a una ella.


En cada eco de mis pasos por Comitán está el eco de los tuyos, en cada sombra que construyo en mis paredes está la tuya tan desnuda como siempre.

El recuerdo es la psicofonía de tu cuerpo bailando como serpiente sobre las sábanas, con el rostro perdido en los restos del mar de caricias pendientes.

Cuando tu mente se pierde me vuelve a encontrar en aquel viejo rincón de libros oxidados y es entonces que retorna el amor que jamás habíamos olvidado.

Me gusta saberte indiferente porque indiferencia es la impertinencia que hace del amor un parasiempre.No quiero vivir lo que me resta de vida a tu lado, quiero vivir contigo lo que pueda -¡pero!-

completamente enamorado.



Confío tanto en ti como tú confías en el juramento de amor que todos los días gritas a mi balcón.

Admiro a tus pretendientes por no olvidarte y ser la paja de relleno en esta historia de dos que siempre suman más de cuatro.

Esta tarde te tengo un regalo y podrás tenerlo si aceptas seguir siendo mi justicia poética.

¿Qué dices, seguimos siendo amantes?


Decirte que te amo es inverosímil cuando a cada momento tu corazón sabe que lo hago.

3 comentarios:

Nala dijo...

HU HU HU


;)

Te dije que escribiría.

N.

Miss Malerige dijo...

"vivir contigo lo que pueda...pero completamente enamorado"

esa frase ha quedado perfecta para este dia en el que he cedido a mi pequeña hermanita legalmente.

esta iguana ya se caso!!!! se caso!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Y cuando mas pensaba que por fin tendria la habitacion sola para el autoerotismo...llegan intrusos....me quiero volver virgen ¬¬!!!!


me encanta la pregunta hacia el final........es una que suelo responderle mucho a johnsey...

saludos malvados de la Testiga Malvada

Miss Malerige Rupestrinski
[enjooooooooooooooooooooy]

Anónimo dijo...

Cotz... t adoro mi poeta sexyyy.