martes, 22 de septiembre de 2009

La soledad no se cura con soledad

La soledad es el silencio que duele.

Vivía en una casa enorme en dónde sólo su eco y el espejo le correspondían el saludo.
Ni los amigos de infancia que en fin de semana la buscaban para beber en su casa ni sus tres hermanas podían quitarle el peso de un silencio que no se apartaba.


La soledad colecciona lágrimas en una vitrina de cristal.

Antes de dormir abrazaba al osito que dormía en su cama y su felpa era el escondite secreto de mil lágrimas que nunca se evaporaban.



Sus relaciones no eran lo más acertadas, buscaba siempre la patraña, el bolsillo lleno y la apariencia impecable. Entre tanto plástico no encontraba manos que le dieran la caricia con agrado y cuando las encontraba su humor las ahuyentaba de su lado.



La soledad es el dolor que se calla.

Borracha se sentía divina aunque al otro día entre latas y basura no hubiera nadie que le ayudara con la resaca.
Jamás le contó a nadie el vacío que la atormentaba.


La soledad envenena la personalidad.

Su hermana mayor harta de sus críticas prefirió omitir sus palabras.
Le dio la espalda.

Su hermana menor cansada de escuchar los mil defectos de su esposo y las mil y un formas de educar a sus hijos prefirió verla sólo los días de fiesta.
Nada más.


La soledad es la peor consejera.

Era tanta la necesidad de cariño que terminó casada con un niño que conoció perdido en el mar.
Él logró conquistar a una mujer entrada en edad y ella logró conseguir a un crío para domar.


Duraron el tiempo necesario para hacerse odiar.
Tarde aprendió que la soledad no se cura con soledad.

7 comentarios:

Miss Malerige dijo...

interesante....letras que hacen reflexionar....

porque es tan facil ver nuestro rostro en una foto tomada a un cualquiera? verdades universales que por sadismo hacemos personales?

un beso para tus manos que saben tejer historias

Miss Malerige R.

Daniel Saborío dijo...

Todas estas son historias reales.


Es lo peor.

Miss Malerige dijo...

yo no dudo que sean reales, asi como tampoco dudo que alguien más se vea reflejado en esto

pero es que a la hora de sufrir, sucede que se piensa uno como el único sufriente por aquella causa

Daniel Saborío dijo...

Yo me veo reflejado en alguna que otra cosa en todas.

Aún peor.


¿Te ha pasado esto?

Miss Malerige dijo...

en partes me ha pasado...en partes he sentido alguna vez aquello, incluida la relacion descrita al final...

Daniel Saborío dijo...

Es trágico.


Aceptar una relación por escape a la soledad.


Es lo más triste.

Miss Malerige dijo...

y pensar que se sufre mas sobrellevando una relacion bajo esa conviccion