lunes, 22 de junio de 2009

Anoche

Anoche soñé que te mataba y te enterraba debajo de mi almohada.
Que al fin de tus caricias me escapaba.

Anoche desperté asustado creyéndote aún a mi lado.
Que mis labios estaban manchados de tu saliva de diva.

Es bueno abrir los ojos y saberse solo, solo y solo tan sólo como tú me enseñaste a despertar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece que eres lo que andaba buscando.

Desde hace tiempo... desde toda mi vida

Daniel Saborío dijo...

¿Por qué?


D.

Miss MaLeriGe dijo...

Quiza andaba buscando un gusano que matar :s