miércoles, 24 de junio de 2009

No me hables como una zorra

No me hables como una zorra el lunes por la mañana, con tu nariz hermosa con restos de farlopa.
Con tu cuerpo sumido bajo las sábanas.

Invocabas al diablo mientras mojabas tus manos con el láudano de tu vagina.

No me hables como puta, divina Puta.
No te hagas la interesante.
Mientras no tengas la lengua revuelta en poesía no eres más que una arrogante.

Lamías tus heridas y dormías en el día para emborracharte por la noche con tus amados fantoches.

No me hables de verdades omitidas con tu cara adormecida.

No te sorprenda que un día te regale coca cola con hielos de estricnina.

3 comentarios:

Miss MaLeriGe dijo...

jujujujujuju


esto es bello


Miss Malerige

Anónimo dijo...

jajaja por que a este nadie le comenta??

un beso..
Ya no tomes coca-cola!!!
Fuma menos!!!

Daniel Saborío dijo...

Es un misterio anónima conocida.

Sólo tomo coca cola con estricnina y fumo menos que los viejos de antaño.

Al menos ese es un consuelo.