miércoles, 24 de junio de 2009

Ha caido el primer higo de la mañana

Ha caído el primer higo de la tarde y se escurre como lágrimas sobre mis mejillas.

Recuerdo las noches de luna llena, recuerdo la licantropía amena entre tu pasado y mi presente.

Recuerdo la ventaba abierta esperando al niño sin sombra, recuerdo jugar con las faldas de Muerte.

De niño me costaba mucho imaginarme muerto y mientras pasa el tiempo me cuesta trabajo actuar como los vivos.

Este camino sin sombra me quema los cabellos, este camino sin botas me come los pies, este camino sin ti me importa un comino.

Ha caído el primer higo de la madrugada y sigo desnudo bebiendo una botella de vino, fumando colillas y masturbando un miembro que perdió los ánimos luchando contra el destino.

Mis mejillas se visten de una miserable barba y mis labios se queman con el beso de la nicotina, pierdo los cabellos a la par de mi tiempo.

Cada vez que me veo al espejo veo a un tipo diferente.

Decadente.

Por eso me mato muy lentamente.

Soy un incógnito suicida.

Mientras más viejo más me arrepiento…

Crecer fue la peor tontería.

2 comentarios:

Miss MaLeriGe dijo...

crecer duele....quiza no debiste salir de "nuncajamas"


ahora solo queda esperar a que los venenos surtan efecto

Diego dijo...

Era, ha caido el primer higo del dia

ironico que todo esto saliera por ver a un bolo en la banqueta jajaja