sábado, 20 de junio de 2009

Pigmaliónico

Una gota que cae al vacío es más sabia que el amor de dos dolientes partidarios del egocentrismo.
Un relámpago que pierde equilibrio es similar al delirio sexual que te atormenta.

Tu vientre humedecido y no complacido busca ser penetrado pero lucha contra los demonios adúlteros que cohabitan tu alma.

Que mal aconsejan a tu cuerpo.

Quisieras dormir desnuda entre los brazos de aquel amigo.
Pero tienes un tumor que se llama Conmigo.

Nuestro destino está escrito…

Nunca debí haber abierto la botella de tu vino.
Nunca debimos habernos conocido más allá de una vitrina de vidrio.

7 comentarios:

Miss MaLeriGe dijo...

sorprendente...que musa te ha inspirado?

Anónimo dijo...

Quiero volver a atar tus labios a los míos

Anónimo dijo...

yo tambien kiero volver a hacerlo

Anónimo dijo...

¿Quiénes quieren atar mis labios?

¿Es algo vudú?



Daniel.

Miss MaLeriGe dijo...

jajajajajajajajaja


que loco

Daniel Saborío dijo...

¿Qué cosa?

Miss MaLeriGe dijo...

que quieran atar tus labios....lo mejor es dejarlos bailar por la piel en libertad, no crees?