jueves, 4 de junio de 2009

Cajas de galleta disfrazadas de secretos (Ironía)


El tiempo que pasa entre una y otra palabra tuya es igual a:

Un par de discos completos de Pink Floyd.
Mil palabras ajenas.

Ver…
Desfallecer al sol.
El renacer de las estrellas.

A veces las palabras de mi boca son la sorna de tu noche.
Y esperando, esperando y esperando…
Me quedo dormido, deseando, tan sólo deseando.

Y al volver desconozco a la que conozco.

Habré de ser otro yo para conocer el verdadero paradero de tu otro tú.

El que sólo supongo y busco mientras me quedo dormido.
Deseando, deseando tan sólo deseando.

Quisiera volver a ser como tú.

3 comentarios:

Miss MaLeriGe...La CociÑera MaLvaDa dijo...

:(

"Y al volver desconozco a la que conozco." ... que tanto me aplica en este momento esta frase en su version masculina...

al menos duermes mientras esperas...te quiero

Miss Malerige Rupestrinski

Vale dijo...

Ke tristeza saber ke no soy de tu preferencia y no comentas a donde están mis letras..................

Anónimo dijo...

ola ola nene
mm
pues
thu escrito esta encantador amm!!!

y lo sonrojado esta mejor das color natural a thus mejillas!!!

ATTO; PAOLA!