sábado, 8 de octubre de 2011

Musa musaraña

Entre tus huesos y mis huesos hay dunas de piel que aún nos quedan por explorar. Manantiales salados y gritos aprisionados bajo el relámpago de rasguños apasionados. Caminos que conducen a suspiros anclados en aquellos orgasmos que construyen nuestras pasiones.

Lo que media entre tus ojos y mis ojos es el universo que aún no comprendemos, un tiempo que gira pararlelo a nuestros pasos, un espacio absurdo que nos comemos sin comprenderlo. Un tú y un yo que se van conociendo mientras la luna rodea la cintura del sol.

El viento juega a deletrear tu nombre en la ventana mientras mis letras se desnudan tratando de escribirte una canción que no se parezca a ninguna que te haya hecho el mejor cantor. Mis manos devoran el cadáver del tiempo mitigando el hambre de tu piel. Mis labios se hunden en la desesperación de clavarse entre tus besos y revolcarse en la tina de saliva con tu lengua vestida de miel.

Sin embargo aún existe el pétalo de la duda que te deja muda y te roba en segundos de mi lado. ¿Cómo ganarle al miedo si lo dejas dormir a tu lado?

Musa musaraña mosquetera de la poesía, entre tus letras y las mías hay un lino virgen, un pentagrama sin notas, un cielo sin estrellas un planeta sin explorar, una vereda forrada de ecos, una obra de arte que debemos culminar.

¡No hay tiempo que perder y hay prisa por comenzar!

Quítate las botas del temor que sólo saben caminar en fango y ponte las sandalias del pegaso alado. Si no te las sabes atar yo con gusto te puedo ayudar.

Musa musaraña, mi alma salió a buscar tu amor. Si no lo quieres tú, me la quedo yo.

Entre tu día y mi noche está el segundero fantoche que no apresura el paso para verte llegar desnuda de miedos a este corazón que te ha construido un hogar que te sirva de bastión.

1 comentario:

Vale dijo...

Caida en el vicio, ahora a ver a que horas me suelta la madrugada y para demostrarte mi cariño aquí te dejo un comentario mas.

Te quiero Saborío y sería tan bueno verte por acá :)